lunes, 30 de agosto de 2010

Ricos excentricos; pobres locos!

Esta no es una disgresión respecto de Andrés Calamaro como músico. A ese respecto, le reconocemos buenos y malos momentos, como a la mayoría. Listo.

Tampoco como persona privada. Cada uno acierta y se manda mocos como puede. Listo.

Vamos al tema Twitter. Andrelo cerró hace poco su cuenta, bardeando firme. Acá tienen, del mismo blog de Calamaro, un pequeño racconto de lo dicho/escrito, llamado "El Colombiano". Y en el mismo link más abajo encuentran el texto original, entitulado "Twitter idiota".

Me entero por el primero texto mencionado que Andres volvió a abrir otra cuenta de Twitter. Me entero también de que la cuenta primera tenía 100.000 seguidores. Y leo que, entre cuenta y cuenta, Calamaro se despachó con frases que, suponemos, están muy por debajo de su valía como escritor, y que no reproduciremos acá.

Me pregunto:

- ¿Las 100.000 personas fanáticas de Andrés, que lo siguen en su cuenta de Twitter por puro fanatismo, que le compran los discos y le pagan las entradas, merecían semejante trato?
- 100.000 personas ¿no es demasiado tiempo para darse cuenta de que el microblogging no te gusta?
- ¿Es necesario hacer un episodio del cierre de la cuenta? ¿Por que no un "che, lo cierro, no me cabe"?
- ¿Volviste a abrir una cuenta Andrés? ¿Después de todo?

Creo que estas son pequeñas excentricidades que no le banco a las estrellas de rock. A ninguna. Ojalá vengan más discos y menos episodios, Andrés!

2 comentarios:

Pablo Kolyvakis dijo...

Twitter es el terreno donde nos damos cuenta de que varios personajes famosos son en realidad medio pelotudos.

Mr. Arturi dijo...

Tan cierto, Skay. Tan cierto...